1/7/09

Extracto de entrevista a Ketesnuko

http://www.lilimarleen.es/

ALM. Vamos con algunas preguntas sobre algunas canciones. “La banda de la mierda” es de letra bastante explícita como casi todas. ¿Abundan estos elementos (“punkarras kon txupa y kon navaja”) por vuestra zona? ¿Pensáis que determinados grupos punks de música con “determinado” mensaje tienen parte de culpa de que existan en la escena individuos como estos? (por ej. Eskorbuto, Animales Muertos, Subversión X, Exploited, Sex Pistols y su icono punk Sid Vicious… y ojo que reconozco que casi todos me gustan).

J. En absoluto, esa especie se extinguió de nuestro ecosistema hace ya más de una década. De todas maneras la canción es una especie de discreto homenaje a esa vertiente del punk que muchos consideran el autentico “leit motiv” del movimiento por lo que tiene de actitud contestataria y transgresora.

El mensaje que cada cual quiera dar a sus canciones y la actitud que impriman en sus vidas no es un tema que creo se pueda entrar a valorar por nuestra parte. Por lo que se refiere a la polémica con el rollo “costra” en general creo que es una parte indisociable del Punk y que, como en otros aspectos de la vida, la convivencia va en función del respeto que todos nos tengamos.

ALM. Vamos con “Cabeza de cerdo”. Aparte de las frecuentes visitas de partidos fascistas por vuestra tierra para acaparar así algo de eco mediático, ¿cómo está el tema en cuanto a organizaciones fachas o boneheads nazis por vuestra zona?

J. Lamentablemente siempre hay algún idiota que pretende salvarnos de nosotros mismos estableciendo el orden que dicten sus cojones para mayor provecho de la nación y de sus guías ideológicos y espirituales. Pero bueno, afortunadamente creo que aquí son franca minoría de momento y los episodios de palizas, etc, no pasan de ser una mera anécdota.

ALM. Vamos con un tema escabroso partiendo de la canción “Amor ejemplar”. Últimamente han trascendido algunos casos de agresión sexual en los que el agresor era alguien del entorno. Siendo vosotros de la zona, ¿cómo habéis vivido y que opinión os merece todo lo ocurrido con el caso Jokin Asto Pituak?
J. Complicado tema, ciertamente. Partiendo de que las opiniones son como los culos (cada cual tiene uno y el de los demás apesta), voy a intentar darte mi visión particular como Javi sin que sea vinculante para el resto de miembros de Ketesnuko.

Conozco a Jokin casi desde que empezamos con el grupo, tocamos ambos grupos juntos un par de conciertos hace muchos años y siempre que coincidíamos en algún sitio charlábamos un rato.

Dando la agresión como cierta, personalmente me ha hecho replantearme muchos temas que aceptaba casi dogmáticamente. Me refiero a cómo establecemos un castigo para una acción, sin poner una norma común y alguien que vele por cumplirla desapasionadamente y sin ningún vínculo con el que comete el delito, si pretendemos estar al margen del estado y sus instituciones. ¿Quién y en base a qué cuantifica el daño causado? ¿Cuándo se da por reparada la afrenta contra la víctima? Son dudas que tenía y que alguna vez habíamos discutido con los colegas sin llegar a una solución y que han confirmado que la justicia impartida por la masa deja de llamarse así para tomar carácter de linchamiento. Tampoco voy a discutir si linchar a alguien es equiparable a la violación. Como la vara de medir de cada uno va en función de lo que le atañe el caso y para que cualquier conflicto de cualquier tipo no derive en matar, para buscar satisfacción por la afrenta recibida me duele en el alma reconocer la utilidad del sistema judicial y del policial en lo que a dirimir estos casos se refiere.