12/4/10

La Brunete Mediatica carga contra el grupo de hip hop los Chikos del Maiz

Los Chikos del Maiz es un grupo de hip hop de la capital del Pais Valencia (PPCC). Se definen como comunistas han participado en numerosos festivales antifascistas por todo el Estado. Hace unos meses estuvieron en el gaztetxe del barrio de Udondo en Leioa (Bizkaia) en unas jornadas sobre la revolucion cubana que organizo Gazte Komunisten Kolektiboak (GKK).

Este compromiso con organizaciones de izquierda les ha valido algun que otro problema con la extrema derecha, que en Valencia esta bastante organizada. La pasada semana a tenor de su participación en unas jornadas en Sevilla conmemorativas del 79 aniversario de la Republica Española a celebrar en Sevilla, los medios La Razon y ABC publicaron sendos articulos en los que les acusaban del ya tan manido adejetivo de “proetarras” algo a lo que se le sumo el PP y alguna asociación de las denominadas victimas del terrorismo, que amenazo con la Audiencia Nacional. Finalmente tuvieron que tomar algunas medidas de proteccion debido a una serie de amenazas recibidas.

No es algo nuevo, siguen la estela de criminalización que en anteriores ocasiones a llevado a los grupos vascos como Su Ta Gar, Soziedad Alkoholika o al propio Fermin Muguruza (con intentos de atentado en uno de sus conciertos) a tener que soportar la suspensión de conciertos o acudir a juicios en la Audiencia Nacional.

Reproducimos el articulo que publicaron para salir al paso de la enesima iniciativa inquisitorial


Su estupor y perplejidad ante el titánico esfuerzo de recopilación de datos, declaraciones y análisis en profundidad de nuestras letras, por parte de los inefables periodistas de los diarios ABC y La Razón. (El resto de diarios burgueses se ha dedicado a repetir como monos el teletipo de la agencia EFE, sin ni si quiera contrastar la más mínima información, lo cual demuestra el grado de profesionalidad de los mass media españoles, el copia y pega hace estragos).


Nos reconforta pensar en la imagen de un periodista de ABC o La Razón (con su corbata y su gomina cortijera, o su melena de mechas pepera y sus pendientes de perla) bajándose nuestros temas para posteriormente escucharlos en su Ipod o en su potente equipo Hi-fi. Como son periódicos serios, tan serios que no dudan ofrecer especiales a sus lectores en torno a la pasión de nuestro Señor Jesucristo, las mismas fechas en las que en Ginebra se pone en marcha el acelerador de partículas que simula el origen CIENTÍFICO del universo, el derroche de medios y el ejercicio de investigación periodística ha sido verdaderamente encomiable. No deja de ser curioso que no investiguen con tanto afán las informaciones que llegan de Cuba, con dos golpes de clic y contrastando un poco la información, hubieran llegado a la más que obvia conclusión de que Orlando Zapata no era un preso político, sino un preso común que se encontraba entre rejas entre otras cosas, por falsificar moneda y por abrir la cabeza a un vecino con un machete. Sin olvidar que entre sus reivindicaciones «políticas» se encontraba una televisión en la celda y un teléfono móvil, vamos lo habitual en una prisión, pero nos estamos yendo por los cerros de Úbeda.


«Los aparatos ideológicos del estado capitalista» no es ningún concepto que nos hayamos sacado de la manga señores periodistas, es el título de un libro de Louis Althusser, uno de los filósofos más importantes del siglo XX, libro que se puede encontrar en cualquier librería, biblioteca o universidad, cosa que sabrían si leyeran teoría política más a menudo y no los especiales sobre religión sin la menor base empírica que vomitan sus diarios. De la misma forma, que «la boda del Príncipe la vieron 25 millones de personas, mientras moría una familia en el estrecho» es un hecho científico y objetivo y a nosotros nos repulsa por ser inmoral. «Los curas quieren prohibir los condones mientras meten mano a criaturas» es (aunque a ustedes les importe un pimiento e intenten silenciarlo) otro hecho objetivo: entre las archidiócesis de EE.UU, Irlanda y Alemania, suman más de 5.000 casos y denuncias, una cifra aterradora, por tanto que los curas quieran prohibir los condones mientras meten mano a criaturas es otro hecho objetivo, deplorable pero objetivo.


Respecto a ETA hemos manifestado siempre nuestra condena, de hecho en una entrevista, acusamos a la organización de forma rotunda y clara tras el atentado contra el concejal Isaías Carrasco. Pedimos disculpas por tener un humor negro y ácido que puede herir sensibilidades pero por el mismo motivo, ¿deberíamos ilegalizar los chistes sobre paralíticos o sobre cáncer, tan habituales en nuestro país? ¡Acusemos a Woody Allen y a la serie Padre de familia por no mostrar sensibilidad con según qué desgracias! De la misma forma que condenamos los atentados de ETA, condenamos también la criminalización de las ideas, el cierre de periódicos y la ley de partidos, en esto último creo que no somos tan radicales: hasta el colegio de abogados de Barcelona mostró sus discrepancias ante un atropello tan bochornoso del estado de derecho y las libertades políticas. Es más, hasta Pedro J. Ramírez condenó en su momento el cierre de Egin: “Delinquen las personas no las rotativas”. [El Mundo 19/07/1998] ¿Por qué no acusan a Pedro J de pro etarra?


Nosotros, aborrecemos y condenamos abiertamente la violencia del grupo armado ETA, ustedes que nos critican con tanta ferocidad, ¿condenan de la misma forma 40 años de Franquismo? Ya sabemos la respuesta, el señor Mayor Oreja nos dio una lección de derechos humanos al negarse en rotundo a condenarlo, lo mismo que el Partido Popular en el Parlamento Europeo, qué vergüenza. Claro que no condenar el franquismo no es delito, a diferencia de no condenar los atentados de ETA que sí lo es.


Por último apuntar que el trabajo de investigación periodística no ha sido tan completo como a ustedes les gustaría, ha sido más bien lamentable y no se sostiene se mire por dónde se mire. Es un gravísimo error tildar alegremente a un grupo de música de “proetarras” cuando ese mismo grupo tiene una letra que dice: «Me cago en la Ikurriña y en la Rojigualda», en claro mensaje internacionalista y repudiando todo tipo de banderas y fronteras, curiosos proetarras… Hasta un niño de 14 años sabría que un simpatizante de ETA no cantaría eso en una canción. Pero a ustedes no les pagan por ser profesionales, les pagan por reproducir la ideología dominante y preservar los intereses de los anunciantes. Si son periodistas probablemente en la carrera estudiaron a Harold Laswell, a Paul Lazarsfeld, La escuela de Frankfurt… Les tiene que sonar de algo esto de los anunciantes y la ideología dominante ¿verdad? Resulta que nosotros somos estudiantes de comunicación y periodismo (casualidades de la vida) y según nuestros profesores ustedes han cometido todos y cada uno de los errores y abusos que puede cometer un periodista; tergiversación, manipulación, nulo contraste de fuentes e informaciones… Por eso ni si quiera se han molestado en preguntar directamente a los implicados si dichas acusaciones tan graves, eran fidedignas. Así les va, la prensa escrita se hunde estrepitosamente, vais a necesitar de muchos anunciantes: el pueblo está harto de vuestras mentiras.



Un saludo cordial de Los Chikos del Maíz.