7/11/10

La Fiscalía estudia denunciar al grupo de música neonazi que actuó el sábado (30 de octubre) en Sabadell

La Haine
Se trata de Batallón de Castigo, el cual está encabezado por Eduardo Clavero, miembro de Alianza Nacional y con antecedentes de homicidio

La banda de RAC (rock contra el comunismo) Batallón de Castigo actuó en la sala 'The klap', antigua 'La Botellita' en un concierto que terminó con cerca de 200 cabezas rapadas identificados y con la banda, probablemente, denunciada por apología al nazismo e incitación al odio.

El grupo, que fue teloneado por 'Más que palabras' y es referencia en todo el Estado para la extrema derecha, está encabezado por Eduardo Clavero, miembro del grupúsculo neonazi Alianza Nacional (AN) y con antecedentes por homicidio. Clavero asesinó a un joven de 19 años de Madrid en 1990: ingresó en la prisión de Alcalá II en 1992 y salió en 1998 sin haber cumplido la totalidad de la pena. Se da la circunstancia de que Pedro Cuevas, asesino de Guillem Agulló, milita en el mismo partido ultraderechista.

A pesar de no haberse hecho público y no haber trascendido en ningún medio de comunicación, Vilaweb Sabadell ha podido saber que fruto de la intervención judicial, la fiscalía especializada en delitos de odio y discriminación estaría preparando una denuncia por incitación al odio contra los miembros del grupo BDG, como ya hizo con los miembros del grupo RAC 'Hijos del Odio', cuando el pasado 7 de junio los Mossos d'Esquadra detenían en diferentes localidades catalanas los cuatro integrantes de este grupo por apología al nazismo y homofobia, uno de los cuales, Luis Alberto PL, de 22, era vecino de Sabadell; Según informó la policía catalana, el grupo tenía letras de canciones que presuntamente fomentaban el odio y la discriminación contra homosexuales, judíos y otros grupos sociales, y enalzaban el régimen nazi, que difundían en conciertos en directo, Internet y CDs. Letras como "Enfermos mentales a la cámara de gas" dedicada a los homosexuales, contiene frases como "ha legada ya su fin, las vamos a destruir".

Batallón de Castigo se formó a mediados de 1991 en la prisión de Alcalá II. Eduardo Clavero entró condenado por la muerte de Alejandro Arruñada Sánchez, de 19 años, producida a causa de una puñalada en el corazón que Clavero le inflingió cuando tenía la misma edad que la víctima. En los últimos tiempos, fuentes antifascistas de Málaga, ciudad natal de Clavero, lo sitúan fuera de la órbita de Alianza Nacional, formación que habría abandonado a finales de 2008, según un comunicado emitido por la formación ultra en la que 'no se le reprocha nada '. Las mismas fuentes afirman que desde entonces hasta ahora se tenía poca información de su actividad política y estaba prácticamente desaparecido.