29/1/11

Un grupo de música nazi investigado por la Fiscalía actúa en Valencia.



Sectores de la extrema derecha preparan el concierto clandestinamente para evitar la actuación policial

Levante-EMV.com
* Paisos Catalans

Sin lugar fijado ni hora concreta. Solo breves referencias a Valencia en los comentarios de los que ya han dicho que acudirán. Mañana actuará en algún municipio de la provincia de Valencia, todo apunta a la capital, el grupo de tendencia neonazi Batallón de Castigo, según anuncia una página en la red social Facebook y han confirmado fuentes conocedoras del movimiento skin. El acontecimiento albergará a decenas de jóvenes de la extrema derecha de toda España que se animan en la red a "montar una buena".

Esta actuación cuasi clandestina se explica en que el grupo de música liderado por Eduardo Clavero está siendo investigado por la Fiscalía de Delitos de Odio de Barcelona. De hecho, sus conciertos de Madrid y Sabadell estuvieron vigilados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a petición del Ministerio Público.

Batallón de Castigo está liderado por el representante del partido de extrema derecha Alianza Nacional en Málaga, Eduardo Clavero. Clavero cumplió una pena de prisión por matar a un joven de 19 años de una puñalada. Fue en su estancia en la cárcel de Acalá-Meco (Madrid) cuando se fundó este grupo de tendencia neonazi en 1991.
En las letras de sus canciones se apela a la violencia y se niega el Holocausto. Es el caso de la canción "El pueblo elegido", en referencia a los judios de los que asegura llevan "siglos de mentiras sin nombre, raza de traidores proscritos, nómadas que nadie acoge". También proclama mensajes que incitan al odio como "limpiaremos nuestra patria con fuego y dolor", en su canción "Sangre y Honor". Batallón de Castigo ya actuó en Valencia en un acto de Alianza Nacional.
La plataforma Acció Popular Contra la Impunitat pidió a la Fiscalía de Valencia que actúe de la misma manera que en Madrid y Barcelona y se apliquen las leyes que castigan la difusión de mensajes xenófobos, racistas, homófobos y de apología de la violencia, habituales en estos conciertos. Pedieron también que se tomen las medidas oportunas para evitar que se produzca cualquier incidente motivado por la presencia de grupos neonazis.