26/12/09

Un caso único en la historia de la música popular moderna

El gran legado musical de cinco pequeños dotados de unas cualidades vocales únicas, jackson five.
Jackson Five es un caso único en la historia de la música popular moderna. Talento de sangre, infancia dedicada a la música y las giras y un padre que, preferentemente, vio en ellos una excelente forma de conseguir fortuna. Cuarenta años después de su primer gran éxito, «I want you back», éste es su recuerdo.

Arkaitz Kortabitarte
GARA
La formación original del grupo contaba en sus filas con los tres hijos mayores de Joseph Jackson; Jackie, Tito y Jermaine (de 15, 12 y 11 años) que se hacían llamar The Jackson Brothers. Dos años más tarde, Joseph decidió que sus dos hijos pequeños, Marlon y Michael (de 7 y 6 años), ya estaban listos para la vorágine de la industria musical. Lo más sorprendente es que era precisamente el pequeño Michael quien desde un principio mostró las mejores aptitudes para cantar y bailar de entre todos los hermanos.

El talento del pequeño dio un aire renovado al conjunto y su padre decidió que fuera el vocalista principal. Con Michael al frente, los rebautizados «Jackson Five» ganaron numerosos concursos para jóvenes talentos y su padre, sin mostrar la más mínima preocupación por sus edades, decidió ponerles en la carretera. De esta manera, comenzarían en 1967 una serie de giras por el estado de Indiana y alrededores que eran poco menos que demoledoras para unos chicos tan jóvenes por no mencionar lo que dificultaban su educación. Pronto les llegaría la oportunidad de grabar tres singles en un pequeño sello llamado Steeltown, siendo el primero de ellos, «Big Boy», el único que tuvo algo de éxito en Indiana.
Motown
En 1968 era habitual ver a los Jackson Five teloneando a artistas afroamericanos de renombre. Una noche, en Chicago, abrieron el show para Gladys Knight & The Pips y The Vancouvers (el grupo de Bobby Taylor), y todos quedaron cautivados con el talento de los muchachos. Gladys los había visto anteriormente y había hablado a Berry Gordy sobre ellos, pero el dueño de Motown había decidido que con Stevie Wonder ya tenía suficientes adolescentes. Esta vez, Gladys estaba decidida a que se les diera una oportunidad y se llevó a los chicos a Detroit para que les hicieran una audición. Cuando Berry Gordy vio la famosa grabación en vídeo de Michael imitando a James Brown, se olvidó de su negativa anterior y se apresuró a contratarlos.

Motown anunció a bombo y platillo que les había fichado y se montó un auténtico circo alrededor de ellos. Se llegó a reinventar sus vidas, se les cambió las edades e incluso se dijo que había sido Diana Ross quien les había descubierto. Todo ello con la firme intención de fabricar otro producto para Motown que arrasara en las emisoras y en las tiendas. Y vaya si lo fabricaron. Se les puso a trabajar bajo la supervisión de un grupo de compositores y productores que respondían al nombre de «The Corporation» y que tenían como cerebro al propio Berry Gordy. Esos compositores fueron en gran medida culpables del éxito inicial del grupo ya que con sus canciones los Jackson Five lograron ser el único grupo de la historia en conseguir el número 1 en las listas de pop y el ritmo y blues con sus cuatro primeros sencillos: «I Want You Back», «ABC», «The Love You Save» y «I´ll Be There».
Toda la parafernalia y la fantasía con la que Motown y su padre rodearon a los Jackson Five, unido a su estilo de soul para adolescentes, resultaron ser una auténtica máquina de hacer dinero. Pronto llegarían las revistas semanales dedicadas exclusivamente al grupo, las líneas de ropa con el logotipo de los Jackson Five, los juguetes, las apariciones en televisión e incluso una serie de dibujos animados con ellos como protagonistas. La locura por los Jackson Five se había desatado en Estados Unidos.

Siempre dispuestos a ganar la mayor cantidad de dinero posible, Gordy y Jackson padre decidieron lanzar la carrera en solitario del pequeño Michael a partir de 1971. Como no tenían muy claro que el grupo pudiera seguir teniendo éxito sin él, sería una carrera en pararelo a la de los Jackson Five. Tristemente, el pequeño Michael acabaría viéndose sometido a una encubierta y durísima explotación infantil. Si a eso se añadían las soberanas palizas que Joseph propinaba a sus hijos cuando pensaba que no hacían bien las cosas, la infancia que tuvieron los hermanos Jackson se antoja cuanto menos traumática y triste.
El primer sencillo de Michael en solitario llevó por título "Got To Be There" y al igual que los trabajos de los Jackson Five, tuvo un gran éxito de ventas. Siguiendo los pasos de Michael, y sobre todo la codicia de su padre, Jermaine y Jackie también llegaron a publicar trabajos en solitario en Motown.

De Los Cinco a The Jackson
A partir de 1972 las ventas de los discos de los Jackson Five comenzaron a resentirse. Para recuperarse en el mercado, los hermanos querían empezar a grabar sus propias canciones y demostrar al mundo que no sólo eran unos simpáticos niños cantantes. Berry Gordy no veía con buenos ojos ese giro en la manera de trabajar del grupo y se negó a convertirlos en un «grupo adulto». Por eso, y ante la oportunidad de ganar más dinero, en 1975 Joseph Jackson firmó un contrato con CBS que le permitiría tener mayor porcentaje en las ventas de los discos de sus hijos.
Sin embargo, algo con lo que Jackson padre no contaba era con que Berry Gordy era el dueño legal del nombre Jackson Five y tras una agria disputa, tuvieron que cambiar el nombre del grupo por el de The Jacksons.

Otro revés para los planes de Joseph fue encontrarse con la decisión de Jermaine Jackson de quedarse en Motown para seguir con su carrera en solitario. Jermaine estaba casado con una hija de Berry Gordy, y el mejor trato que recibía por parte de su padre político fue determinante a la hora de tomar su decisión.
Demostrando, una vez más, lo poco o nada que le han importado siempre sus hijos, Joseph decidió entonces incorporar a otro de los pequeños al grupo, Randy, quien en anteriores ocasiones había sido rechazado por su padre por no tener las aptitudes de sus hermanos. De esta manera, los Jacksons volvían a ser cinco.
CBS
Trabajando para CBS, los hermanos recuperaron parte de la fama y el éxito que habían perdido años atrás. Se intentó que volvieran a tener el tirón de Motown dándoles entre otras cosas un programa propio en televisión (en el que también participaban algunas de las hermanas Jackson) y la oportunidad de grabar una buena cantidad de discos con composiciones tanto propias como ajenas.

Los años con CBS dieron a los Jackson (ya sin el Five) discos tan célebres como «Destiny», de 1978, «Triumph», de 1980, o «Victory», de 1984, en el que Jermaine regresó con sus hermanos y se convirtió en el primer LP del grupo que contaba con los seis hermanos Jackson.

Después de la gira de «Victory», Michael abandonó el conjunto para centarse en su carrera en solitario alentado por el gran éxito obtenido con el álbum «Thriller. El resto de los hermanos Jackson comenzaron a seguir los pasos de Michael y a sacar discos en solitario que en la mayoría de los casos no ofrecían nada de interés. En 1989 vería la luz «2300 Jackson Street», un LP que sería el último en el que colaborarían todos los hermanos en mayor o menor medida.
Desde la aparición de ese álbum hasta hoy, los Jackson se han vuelto a juntar en varias ocasiones para actuar en citas especiales, y siempre han estado acompañados de numerosos rumores sobre su posible vuelta oficial. No sería descabellado pensar en una reaparición del grupo aprovechando el morboso momento actual. El hecho de que nunca se llegara a anunciar oficialmente la disolución del grupo da fuerza a la posibilidad de que algún día no muy lejano se les pueda volver a ver compartiendo estudio y escenario. De hecho, antes de la muerte de Michael, su hermano Jermaine estaba muy interesado en la reunión, incluso sin contar con Michael, que ya se había mostrado reacio a este hecho en 2007. De momento, aún es tiempo de herencias, repartos, hijos desconocidos y especulaciones.