14/3/10

Madrid: Concierto Hip Hop contra el racismo. No a la Ley de Extranjería

Sábado 20 de marzo de 2010
Movimiento Hip Hop Combativo + Zenit + La Tecnika + L.E. Flaco + Kultama

CSO La Traba.
C/Batalla de Belchite, 17. Metro Legazpi

Convoca:
Coordinadora Antifascista de Madrid y Movimiento Hip Hop Combativo
Apoya:
Federación Panafricanista

17:00h Video-forum: "Cultura Hip Hop"
19:30h Concierto: Hip Hop contra el racismo. No a la Ley de Extranjería

Puntos de venta:
Triburbana.
C/ Bordadores, 6. Madrid.
Metro Opera, Sol
Chromeskateshop.
C/ Soria, 3.
Torrejón de Ardoz
Encuadrado en la semana europea antirracista

“Declaramos nuestro derecho en esta tierra de ser hombres, de ser seres humanos, de ser respetados como seres humanos, de conseguir los derechos de un ser humano… en esta sociedad, en esta tierra, en este día en el que intentamos que esto sea una realidad… por todos los medios necesarios”
Malcom X


El Rap, como expresión musical del Hip Hop, nació como la voz de la población afroamericana de los suburbios, una población sujeta a enormes cotas de discriminación y represión por parte de los diferentes gobiernos norteamericanos amparados por el sistema estadounidense en sí, proclive al exterminio étnico y a las invasiones imperialistas. Si bien en un comienzo predominó la faceta más festiva del Rap, no tardó en ser un medio de denuncia y de lucha contra el racismo gubernamental y contra el poder establecido.

Hoy en el Estado español no faltan razones para que continúe siendo así, pues no son pocos los casos de racismo y de discriminación existentes. Los trabajadores inmigrantes que ayer fueron no sólo útiles, sino necesarios, para alcanzar los ritmos de crecimiento económico, no caben hoy en las cuentas de los empresarios. Inmersos en la actual crisis económica, son los sectores mas desprotegidos de la población (legalmente, mediáticamente, socialmente, etc.) los que en mayor medida pagan las irremediables consecuencias de un sistema basado en la explotación…aquellos que llegaron buscando una vida mejor se ven sujetos a la discriminación social, cultural y racial que emana de un Estado y una sociedad en la que aún se dan ciertas actuaciones más propias de la dictadura franquista pero admitidas en el sistema democrático. El aumento del paro, el déficit sanitario, la delincuencia… son fenómenos que de manera oportunista se relacionan directamente con la población inmigrante al tiempo que se ocultan los miles de euros de beneficios de la banca a quien se le ha concedido además dinero público y que siguen ahogándonos a los trabajadores con las hipotecas, así como se oculta a privatización de los servicios públicos, convirtiendo en negocio las necesidades humanas e imposibilitando el acceso generalizado a la educación o sanidad.
La actual Ley de Extranjería ha sido la herramienta legal destinada a la persecución de los inmigrantes que se encuentran en situación irregular. Reforma tras reforma, han hecho de esta un perfeccionado mecanismo que mediante la negación permanente de los derechos más básicos trata de facilitar el hostigamiento contra la población inmigrante. Los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs) son el paso previo a la deportación por la cual pasan miles de inmigrantes cada año, que en realidad no son más que cárceles en las que la vulneración de los derechos más básicos es constante, además de caracterizarse por recluir hacinados a los detenidos, la falta de salubridad y asistencia médica. Por otra parte, los controles policiales destinados a la localización y detención de inmigrantes, con vistas a su repatriación, son cada vez más frecuentes, fomentando su persecución y siendo tratados en numerables ocasiones de forma claramente vejatoria. Por otra parte, en algunos municipios, como Torrejón de Ardoz, incluso se ha tratado de impedir el empadronamiento de los inmigrantes en situación de irregularidad, suponiendo esto la negación de derechos tan básicos como la asistencia sanitaria.
Las agresiones fascistas perpetradas por grupos neonazis siguen siendo una constante, siendo la población inmigrante uno de los principales objetivos de estos, hechos ante los cuales los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado adoptan por lo general un papel pasivo, cuando no cómplice. La xenofobia y el racismo son además fomentados por varios partidos y organizaciones legales a los cuales se les permite concurrir a las diferentes elecciones, aún fundamentando sus programas políticos en el demagógico discurso antiinmigración, que trata de presentar a los inmigrantes como causantes de todos los males de la sociedad, criminalizando a estos y presentándolos como maleantes, especialmente a los jóvenes.
El racismo ha sido siempre una herramienta para mantener separados a los que no tienen nada que perder y todo por ganar. Pero lo cierto es que nosotros no entendemos de razas: latinos, africanos, asiáticos, europeos… nacemos y vivimos en los barrios bajo las mismas condiciones. Esa es la realidad, nuestra realidad. Su tarea es enfrentarnos mediante falsos pretextos porque saben que en nuestra unidad somos invencibles. La nuestra es demostrarles que en eso, no están equivocados.

NOS DIVIDEN LAS CLASES SOCIALES NO LAS RAZAS.
CERO TOLERANCIA AL RACISMO.

COORDINADORA ANTIFASCISTA DE MADRID + MOVIMIENTO HIP HOP COMBATIVO