7/6/09

Nazirock (documental sobre la extrema derecha italiana y su musica RAC)

Un documental que recoge imagenes y entrevistas a miembros de Fuerza Nueva y a grupos de RAC italianos.


"Cómo legalizar la esvástica y el saludo fascista", es el inicio de la página web de Nazi Rock. Premiado en la décimo segunda edición del encuentro de Etichette Indipendenti, la 'rockindumentaria' de Claudio Lazzaro es el segundo trabajo del director, después de la película sobre la Liga Norte, del ex periodista del Corriere della SeraFísico robusto, cabeza rapada y mirada rabiosa, Lazzaro se encuentra en Faenza (cerca de Bolonia) en el MEI, el punto de encuentro de los 'etichette indipendenti' (etiquetas independientes), para recoger el premio especial por la 'rockindumentaria'. "Cuando existe una expresión artística existe una identidad", esta es la tesis del director que apunta las cámaras hacia el mundo de los grupos musicales de extrema derecha y de sus fans.

Los jóvenes de las caras limpias
Interrumpida la relación con el Corriere, invirtió el finiquito en la creación de la Nobu Productions, donde Nobu es la contracción de 'no budget' (sin presupuesto) para desarrollar investigaciones que otros no harían. Nazi Rock es su segunda obra y sigue la línea del primer documental dedicado a la Liga Norte, Camice Verdi (Camisas verdes). "El documental muestra el reestablecimiento de símbolos radicales en un acto de la derecha nazi fascista por parte de un centro derecha cínico y a la caza de votos": resume así su obra Lazzaro. La película se divide en dos partes. Comienza con la manifestación organizada en 2006 por la Casa delle libertà (antiguo partido de Berlusconi) contra el Gobierno Prodi que ve la participación de partidos de la derecha radical. Un momento que el actual presidente de la Cámara de diputados, Gianfranco Fini, entonces líder de Alianza Nacional, definió como "obra de arte", porque volvía a otorgar legitimidad a todos los partidos de derecha. En la segunda parte, Lazzaro analiza un campo juvenil organizado por Fuerza Nueva, partido anclado en la tradición fascista y rodeado por un catolicismo confesional. Lo hace entrevistando jóvenes "que no tienen caras de maldad" y distraen con desenvoltura al márquetin de cruces enganchadas, textos históricos reinterpretados moviéndose a ritmo de punk de los grupos de rock nacionalistas.

La industria del miedo
"En Alemania, al contrario que en Italia, se ha terminado con su Historia", observa Lazzaro mientras comenta una escena de la película donde a la llegada de Udo Voigt líder del partido nacionaldemocrático alemán, se le invita al público a no recibirlo con el saludo fascista porque correría el riesgo de ser incriminado de vuelta a su patria. Según Lazzaro, hay una fuerte colaboración a nivel europeo entre los movimientos de extrema derecha. "Existe una industria política del miedo que aprovecha los vacíos de la globalización", advierte el director, "quien no tiene los instrumentos culturales para comprender termina preso de estas ideologías". Para Luca Lorenzi, responsable del movimiento juvenil de derecha Juventud Italiana, el documental es parcial y enseña el intento de una izquierda "privada de aclamación popular que sigue el esquema de siempre del antifascismo".

El largometraje, acogido mal por parte de la derecha, ha encontrado gran dificultad en la distibución. El director denuncia acciones intimidatorias, enfrentamientos con aquellos que debían programarla. La propia web ha sido objeto de piratería, mientras que en los circuitos de intercambio en internet se ha difundido una versión con un final modificado. Su adquisición se puede realizar en línea y en librerías subtitulada en inglés.