28/10/08

Guardia Civil y policía tomaron Salamanca para permitir un concierto RAC de Democracia Nacional Joven que no se pudo celebrar en Extremadura debido a la presion antifascista
Según declaran a La Haine activistas de Acción Antifascista Salamanca (AAS), Democracia Nacional Joven había previsto para el pasado sábado 25 de octubre realizar un concierto en la ciudad extremeña de Mérica con Estirpe Imperial y otros grupos. Se trataba de un concierto por la aniversario de la muerte de uno de sus miembros fundadores. "Este concierto levantó polémica ya que desde IU hasta el alcalde de Mérida que es del PP, se han opuesto", subrayan los antifascistas. Al parecer, se suspendió el concierto porque el dueño del complejo deportivo se enteró de que estaba organizado por Democracia Nacional (DN) y les denegó el local. Sin embargo, DN decidió no dar marcha atrás con el concierto y finalmente fue realizado en un pueblo a las afueras de Salamanca.

AAS afirma que "vino un autobús de Madrid, escoltado por la policía, y hacia las 21.30h se juntaron todos en el centro de Salamanca, en el local de DN de la calle Gran Capitán, junto con unos 10 coches. Calculamos que en total podrían ser cerca de un centenar de nazis. Es probable que valoraran que Salamanca podía ser una alternativa en caso de que el concierto de Mérida fuera denegado, curiosamente se han estado reuniendo aquí las ultimas 2 semanas todos los dias".

Finalmente los miembros y simpatizantes de DN marcharon, escoltados por dos coches de policía de civil, hasta el pueblo de Babilafuente para realizar el concierto en una discoteca. Ya a esas horas, y a pesar de haber organizado todo por sorpresa, los nazis estaban sintiendo el aliento de los antifascistas que les seguían de cerca en coches.

Durante toda la noche se desplegó en Salamanca un enorme dispositivo de la Guardia Civil que controlaba todas las salidas. "La policía local se paseaba una y otra vez por la puerta de los bares alternativos y secretas se metían dentro mostrando un comportamiento exajerado", recalca AAS.
Hacia las 04.30 terminó el concierto y los nazis volvieron al local
de DN de Salamanca. Poco más tarde algunos grupos ultraderechistas, incluyendo el candidato de DN a la alcaldía de Salamanca, Alberto Ratero, "dieron vueltas con el coche por la zona de marcha, pasando por delante de algunos bares alternativos pero no atreviéndose a bajar en ningún momento", aseguran los antifascistas, que constatan que "eran cerca de 100 cobardes que tuvieron que hacer un concierto a escondidas y escoltados".

AAS denuncia "la facilidad con que estos nazis hacen aquí conciertos, como otro que hicieron en verano, no vamos a permitir que Salamanca se convierta en la sede nacional de DN. No queremos conciertos nazis en nuestra ciudad. Encima si traen a Estirpe Imperial, el grupo más conocido de la extrema derecha, y sólo logran juntar a 100 personas es que se demuestra una vez más que son pocos, bobos y cobardes".

Salamanca, zona antifascista
El incidente de este fin de semana ocurre sólo una semana después de que Acción Antifascista Salamanca haya realizado unas exitosas jornadas. El pasado jueves 16 de octubre tuvo lugar un acto de presentación de la asamblea y la proyección del vídeo "Memoria, dignidad y lucha" del colectivo La Plataforma, con la presencia de más de 70 personas. El viernes 17 la Coordinadora Antifascista de Madrid y el medio de contrainformación La Haine aportaron ante 45 personas sus enfoques sobre la lucha en la calle y en Internet. El sábado 18 tuvo lugar un torneo de fútbol antirracista con 24 equipos inscritos, 4 de ellos compuestos por compañerxs inmigrantes y uno por jóvenes de un centro de menores, y por la noche tuvo lugar un concierto con Los chicos del Maíz y Payback en el que participaron cerca de 250 personas. Para ser Salamanca, una ciudad de 180.000 habitantes, el saldo de participación fue muy bueno. Todo ello realizado con el intento de boikot de Democracia Nacional, denuncia AAS, "mandando a la prensa anónimos que advertían de posibles disturbios, haciendo campaña mediática para criminalizarnos y creando un clima de violencia... cuando el clima de violencia en realidad existió este sábado pasado, con la ciudad tomada por la policía y en un ambiente de tensión sólo porque esta gente hacía un concierto".

AAS valora que "hay un impulso del movimiento antifascista en Salamanca, por eso los actos nazis no pueden hacerlos públicos y tienen que hacerlos a escondidas, aunque con otras facilidades". El auge de la lucha antifascista en Salamanca ha tenido momentos cumbre como la manifestación del 20N del año pasado en la que participaron unas 600 personas. Este año, afirman a La Haine los activistas de AAS, "haremos una concentración el 11 de noviembre en homenaje a Carlos Palomino y una manifestación el jueves 20N. El sábado 22 de noviembre iremos a apoyar a nuestrxs compañerxs de Madrid".